La venta de pisos crece un 40% en febrero y su precio un 0,6%

Se insiste en la idea de un cambio de ciclo en el inmobiliario español y la estadística del Consejo General del Notariado indica que así parece. En febrero, la compraventa de viviendas volvió a repuntar como ya hizo en enero, esta vez un 39,8% interanual. El precio de pisos y casas también subió, en su caso un 0,6% de media. Según los notarios, el incremento en las transacciones en el mes de febrero se produce después de que la compraventa de viviendas repuntase un 59,2% en enero, mes en el que el precio ascendió un 8,9%. Este consejo opina que podríamos estar en el fin de la "espiral depresiva" del mercado inmobiliario. Consideran que el repunte de la compraventa de viviendas en los últimos meses se explica por la normalización en el número de operaciones tras la finalización de la deducción por compra de vivienda a cierre de 2012, aunque también refleja una estabilización de las ventas mensuales y de los precios que podrían estar anticipando un cambio de tendencia en el sector. En consecuencia, en febrero se contabilizaron 26.602 transacciones de viviendas, lo que demuestra la estabilización de las ventas mensuales que se registra en los últimos meses. Por tipo de vivienda, las transacciones de pisos aumentaron un 37,3% y en el caso de los pisos de precio libre las operaciones registraron un alza del 38,5%. En concreto, la compraventa de viviendas nuevas aumentó un 24,1% y un 41,4% en el caso de la vivienda usada. Por lo que respecta al precio, el coste medio del metro cuadrado de las viviendas compradas en febrero fue de 1.189 euros, lo que refleja una recuperación del 0,6% en tasa interanual. En el caso de los pisos nuevos, el precio del metro cuadrado cayó un 0,7% hasta los 1.575 euros, mientras que el precio de los pisos de segunda mano fue de 1.261 euros, el 0,2% menos. La estadística subraya además la mejora en la evolución del mercado hipotecario con un incremento del 35,9% en la concesión de nuevos préstamos hipotecarios para la adquisición de una vivienda, aunque la cuantía media de los mismos cayó un 6,8% hasta 104.157 euros. Asimismo, el porcentaje de compras de viviendas financiadas mediante un crédito hipotecario se situó en el 34%.